Está dividida en 10 barrios distanciados unos de otros, lo que supone una baja densidad de población. Los barrios son los siguientes: Viallán, Bárcena, Torriente, San Roque, Padruno, Perelada, El Valle, Espinaleo, Caborredondo y Carrastrada. Posee unos 4 kilómetros de costa compuesta por acantilados sin playas. Oreña está a una distancia de 4 kilómetros de la capital municipal, Novales, y a 32 kilómetros de Santander. En el año 2008, la localidad contaba con una población de 799 habitantes (INE).

ERMITA DE SAN TIRSO
En el barrio de Viallan se conservan las ruinas de un edificio del que la primera referencia escrita data del año 1031, afirmándose que esta en el “Valle de Orenia” con su molino denominado “Rotario” sobre el río Oreña. Junto a esta ermita discurría el camino denominado “itinera antiqua” que parece ser la “via de agrippa” de época romana. Utilizada en época medieval como camino de Santiago o ruta Jacobea.

ERMITA NUESTRA SEÑORA DE GUÍA (VIRGEN DE CANDELARIA)
Situada en el camino desde Viallan a Bárcena y Puerto Calderón, de época medieval, presenta elementos arquitectónicos tanto románicos o protogóticos. En el interior del ábside se encuentra colocada una lápida en la que puede leerse “esta capilla fecieron a los señores Juan González de Bárcena, canónigo de Santillana y (¿Fernan?) Sánchez Calderón, cura de (…) cabe (…)”.

CASA TORRE DE QUINTANA
Sobre una colina y muy cerca de la ermita Nª Sª de Guía, se encuentra la casa de los Bárcena Bracho, conocida como palacio de Quintana. En el S.XVIII se registra en este lugar la presencia de Domingo Martínez de Quintana.
De esta casa descienden muchos nobles ilustres, el primer propietario fue Pedro González de Barreda pasando después a personajes con apellidos de linaje de la zona como Barreda Bracho, Ceballos o Villegas.
Quedó registrado en 1647 que Pedro Barreda Bracho y su hijo Toribio de Barreda Bracho fueron condenados por “ruido y pendencia” (salieron las armas a relucir) contra Juan Calderón Guevara siendo la pena de seis años de destierro y 600 maravedíes.

IGLESIA PARROQUIAL DE SAN PEDRO
Situada en el centro geográfico del pueblo, de grandes proporciones posee a sus pies una torre prismática de cuatro alturas. Existen datos que confirman que en su interior se produjeron enterramientos, actualmente la iglesia ha sufrido numerosas transformaciones:

En el S.XVII fue la familia Barreda quien se encargó de su rehabilitación, en 1956 siendo párroco don David Ruiz Rabre y maestro de obras don Constantino Ruiz, ya ha finales del S.XX tuvo otra importante reforma llevada a cabo por los propios vecinos del pueblo.

LA CASA DE CALDERÓN
Desde al menos el S.XVII vivieron los Calderón en Oreña, siendo dueños de propiedades en el barrio de Perelada entre ellas “la torre”, localizados los restos a la derecha del río y lindando con el arroyo de La Pica, unos 200 metros al norte del barrio de Perelada y frente a esta torre se hallaba el palacio que fue trasladado a Santillana, este palacio fue edificado en 1730 por la familia Calderón.

ERMITA DE SAN BARTOLOMÉ
Situada en el barrio de Caborredondo y construida a base de mampostería y sillares en los esquinales. Aunque ha sufrido numerosas transformaciones se puede afirmar que fue construida al menos en el S.IX o X, con una importante transformación en los siglos XI y XII.
Esta ermita estuvo desde su origen hasta el S.XVI bajo la advocación de Santa Coloma, cambiando de advocación a causa de las disposiciones del Concilio de Trento y pasando a denominarse San Bartolomé en época moderna.
Tras el altar de San Bartolomé se encontraron durante su restauración cerámicas medievales con estriado y pintura, datadas entre los años 1003 y 1111.

CRISTO REY EN CUETO MURIOS
Cristo de piedra, donado al pueblo por un acaudalado hombre de negocios de Puebla (México), llamado Florentino Pino, hijo de Lucio y Sabrina.

ERMITA DEL SAGRADO CORAZÓN
Edificio levantado en 1925 por los herederos de don Gaspar Eugenio de Oreña y Gómez Escandón. Con escaso interés arquitectónico, estilo ecléctico que presenta planta rectangular y tejado de dos aguas, al pie de la torre esta la puerta de ingreso con arco de medio punto y sobre ella un gran óculo.

CUEVA DE CUALVENTI Situada en el barrio de Perelada, fue descubierta en el siglo XIX y fue publicada en 1877 con el nombre de Cueva de Oreña o Royales por Augusto González de Linares y J. Calderón. Las primeras excavaciones se realizaron en el año 1976. En aquella y sucesivas campañas arqueológicas se ido descubriendo restos que van desde la Prehistoria (evidencias de concheros y restos cerámicos del bronce) a la Edad Media. Entre los hallazgos más llamativos se cuenta un bastón de mando decorado con el perfil de un ciervo así como diversos testimonios de arte paleolítico. En 1985 fue declarada como Bien de Interés Cultural.

 

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Para saber más del uso de las cookies Política de privacidad.

Acepto el uso cookies en esta web.