Busca en Alfoz de Lloredo

esenfrde

En el año 1.111, la Reina Da Urraa, dona el Cabildo del Santillana toda su heredad en el Valle de Oreña, según términos antiguos, es decir, desde Peña de Alba por el sabledo de Santa Eulalia de Luaña hasta la Peña Carminy el Piélago de Palambrera.

El 13 de Marzo de 1.868 Oreña solicita de otra Reina la separación del Ayuntamiento de Santillana de Alfoz de Lloredo.

El día 14 de Abril del mismo año, el Excmo. Sr. Gobernador Civil de la Provincia libró un escrito por el que se mandaba reunirse el vecindario de Oreña y se hiciese constar cuántos de ellos estaban de acuerdo con la separación. El Ayuntamiento de Santillana convocó una reunión para el día 22 en la Casa del Concejo de Oreña.

En sesión del Ayuntamiento de Santillana, el día 3 de Noviembre de 1969, el Alcalde Mayor, Don Manuel González Santiago leyó el oficio del Excmo. Sr. Ministro de la Gobernación para que se ejecutase la segregación del Pueblo de Oreña del de Santillana y se agregara al de Alfoz de Lloredo.

También se había recibido un oficio del Ayuntamiento de Alfoz de Lloredo, el 27 de Octubre; los de Alfoz habían nombrado una comisión y los de Santillana, la suya, compuesta por el Alcalde, Síndico, y el Secretario. Entre los firmantes aparecen D. VALERIANO DEL CASTILLO y D. BENITOOYANGUREN. Estas autoridades tenían que reunirse el día 8 de Noviembre, a las 10 de la mañana en el Pueblo de Oreña.

Y, desde esta fecha, el Pueblo de Oreña queda incorporado al Ayuntamiento de Alfoz de Lloredo..

Fueron muchas las barreras que el Ayuntamiento de Santillana le ponía al Pueblo de Oreña para que no se separase; las primeras eran las que el Pueblo de Oreña tenía mala comunicación con Novales, que era donde estaba el Ayuntamiento de Alfoz, y que sólo había un sendero de cabras que unía a los dos Pueblos, además, la asistencia médica iba a depender del médico de Novales. Pero era tan radical la decisión de aquel Pueblo de separarse que nombran a un vecino para que se traslade a Madrid, pidiendo audiencia al Regente. El nombramiento recayó en D. ALEJANDRO SÁNCHEZ, recibido en Palacio con Albarcas, Escarpines, Capa y Montara.

Oreña, este nombre tan discutido por el hecho de que en lengua vasca signifique “CIERVO-HERMOSO”, pero que también puede derivarse en Oro, aunque aquí nadie recuerda haber encontrado una sola pepita, ni se ha oído nunca a nuestros mayores que alguien les hablase de este precioso metal; no así del hierro y la blenda, de los cuales, el primero se encuentra a flor de tierra y el segundo en las Minas del Pueblo, que han sido explotadas durante muchas generaciones.

Si el nombre de Oreña viene de los posibles pescadores vascos tenemos la seguridad de que no se equivocaron, pues es muy corriente, cuando las personas forasteras suben a la Iglesia, con motivo de algún entierro o funeral, oír las palabras de siempre: “Qué hermoso”

Desde este lugar es desde donde mejor se domina con la vista sus extraordinarias mieses y montes.

Este Pueblo, sin Archivo y pocas leyendas, es un rompecabezas para toda persona que llega y pregunta, pues ellos mismos, como nosotros, sacamos algo en claro por sentido común, pero sí puedo asegurar que es viejísimo. Quiero enumerar todos los detalles que oí a los viejos, hoy difuntos, agregando las muy pocas leyendas pobres que nos quedan, no sin antes sacar a la luz los hombres que habitaron las Cavernas. Sabido es que no hay un huevo en las Sierras de Oreña que no estuviese habitado por numerosas Tribus, su enorme yacimiento así lo demuestra esta Cueva, situada al final del Barrio de Perelada, lleva por nombre, CUEVA DE CUALVENTY

 Valetín Usamentiaga.